lunes, 22 de diciembre de 2008

Una temporada con Rimbaud


Todas las personalidades que el poeta fue adquiriendo y desechando en una imparable huida hacia delante: un bohemio en París y en el Londres victoriano, en un mercenario en Java y en un hábil traficante de armas y explorador en África Oriental. Una biografía que deja "crecer" a Rimbaud.


A menudo sucede que la vida de los grandes hombres y mujeres no tiene el interés que su obra parece anunciar. En este sentido, el poeta Arthur Rimbaud (1854-1891) es el sueño de todo biógrafo.

Y si a una vida intensa y apasionante se le añade la esmerada pluma de Graham Robb, gran especialista en la literatura francesa del XIX, el resultado es una biografía tan fascinante como el personaje retratado, que ha sido finalista del prestigioso Premio Samuel Johnson de no ficción.

Este libro recorre tres continentes y las múltiples personalidades que el artista fue adquiriendo y desechando en una imparable huida hacia delante. Así le vemos convertido en un poeta bohemio en el París inmediatamente posterior a la Comuna y en el Londres victoriano, en un mercenario en Java, y en un hábil traficante de armas y explorador en África Oriental. Ya como pequeño delincuente estudiantil, Arthur Rimbaud estableció un modo de comportamiento que mantuvo el resto de su vida, descartando identidades según las adquiría y rompiendo todas las convenciones establecidas a su alrededor.

Esta biografía lleva a Rimbaud más allá de la perpetua adolescencia en la que permanecía anclado en la imaginación colectiva, y nos revela el abanico de sus transformaciones. De la mano del autor, asistimos sin aliento a su llegada desde provincias a París, y luego a Londres, su reinvención de la poesía y su turbulenta relación pasional con el también poeta Paul Verlaine, que culmina con el «incidente de Bruselas».

A partir del momento en que abandona, a los diecinueve años, la literatura, legando al mundo una de las obras poéticas más importantes del siglo XIX, su vida se hunde en un misterioso y aventurero anonimato, y es mérito de Robb el rigor con que reconstruye documentada y minuciosamente su existencia errante, corrigiendo los errores y silencios de anteriores biografías.

Aquí puede leer un fragmento del libro: Arthur Rimbaud

1 comentario:

El Capitán Ciego del Tiempo dijo...

Hola! Llegue a tu blog por casualidad, buscaba cosas en la Red sobre "Rimbaud", por eso escribo aquí, nada solo felicitarte por tu espacio, me parece excelente, ademas de todo el trabajo que desempeñas aquí...

Te dejo unos saludos y una de mis poesías. Mucha suerte!



“De sangre y Oro”

Los días crecen despiadados
entre las costuras de la ciudad,
en las calles de donde provengo
todas las ventanas guardan
alguna estrella de Rimbaud.

Y pienso quedarme allí,
de sangre y oro
entre farolas ambulantes
y vendedores de almanaques,
estático entre las hojas del tiempo,
porque soy mil veces más rico
en el horizonte de un amargo vino,
que construye las grandes casas
del sagrado desorden de mi espíritu…


El Capitán Ciego del Tiempo